La Terapia Miofascial es un conjunto de técnicas fisioterápicas destinadas al tratamiento del dolor de origen miofascial. 

Desde que en los años 80, el dolor de origen miofascial y su tratamiento adquiriesen gran importancia en el marco de la fisioterapia, las técnicas miofasciales supusieron una nueva forma de abordar dolores de todo tipo: difusos, referidos, perpetuados o de origen desconocido.

Dentro de los diferentes enfoques que presenta la Fisioterapia Miofascial, las técnicas que yo aplico en Lliça d'Amunt abordan el origen del dolor miofascial desde la exploración y el tratamiento de bandas musculares tensas y los llamados puntos gatillo miofasciales, causantes de dolor y disfunción a nivel muscular. Son técnicas con aplicaciones muy diversas que acostumbran a dar buenos resultados en traumatología,  reumatología o fisioterapia deportiva.