• 09/01/2011

Los tres tesoros

Tai - Chi

“Los tres tesoros”, “Los tres fundamentos”, o “los tres orígenes”, como también se les denomina, son el Jing, el Qi y el Shen.

El Jing es la energía primigenia que gobierna la sexualidad, el cambio cíclico, el desarrollo orgánico y el declinar de la vida. Es la esencia energética más densa, que da comienzo a la vida. Está presente en todos los órganos y entrañas (zang-fu), pero se asocia particularmente al riñón , ya que el Jing de R controla el Jing del resto de los zang-fu. Consta a la vez de esencia pre- y postnatal. Circula por los 8 vasos maravillosos, y en particular por el Chong Mai. Se trabaja con el ejercicio corporal, a través de las posturas relajadas y estables.

El Qi es la energía universal común a todos los fenómenos. Todo aquello que respira, vive y está sujeto a cambio, contiene, expresa y genera Qi. Circula a través de todos los meridianos: principales, maravillosos, secundarios, tendinomusculares, distintos, vasos luo, etc. Se trabaja con la respiración abdominal, focalizada en el Tan Tien.

El Shen es la energía espiritual. Gobierna el consciente y el inconsciente, el proceso de pensamiento, el talante y la gama de sensaciones que todos experimentamos. Es una energía muy elaborada. Se trabaja con la meditación, concentración y la mirada (mirada externa ocular, o mirada interna por el 3º ojo).

Siempre que se trabajen las extremidades inferiores bajo las premisas del Tai Chi Chuan, y se haga de manera relajada, estable, respirando desde el Tan Tien, con concentración y una atenta mirada, estaremos profundizando a nivel interno, y trabajando el Jing, el Qi y el Shen.


Tags: jing, Qi, shen, tres tesoros