• 11/09/2019

Importancia de los estiramientos al practicar deportes

Estiramientos

Todos sabemos y hemos oído hablar alguna vez de la importancia de los estiramientos antes y después del ejercicio. Pero la realidad es que pocos son los que lo llevan a cabo por prisas, horarios incompatibles, cansancio, o simple desconocimiento.

Los estiramientos proporcionan beneficios en la circulación, en la flexibilidad músculo tendinosa, aumenta la movilidad articular, ayudan a eliminar tensiones, a recuperar la amplitud articular, el aumento circulatorio favorece la nutrición de los músculos y tendones y nos proporcionan sensación de relajación mental.

Todos comprendemos que si tenemos una máquina que no la engrasamos y ajustamos debidamente, cuando la sometamos a un trabajo intenso correremos el riesgo de que se nos bloquee o se nos rompa. Aunque pienso que el ser humano es algo más que toda esta visión mecanicista a la que se nos han relegado desde hace años, esa imagen nos puede ayudar a comprender que si no preparamos a nuestro cuerpo y nuestra mente para un esfuerzo, es posible que no respondan a lo esperado, y que, en el peor de los casos, aparezcan esas lesiones engorrosas.

Ventajas de la preparación muscular con estiramientos

Hemos de comprender que si preparamos la musculatura que vamos a trabajar mediante estiramientos, vamos a conseguir:

  • Toma de conciencia de cuidado personal, físico y mental. Un tiempo en el que vas a cuidarte, en el que haces un paro de toda la actividad laboral diaria para concentrarte en tí.
     
  • La puesta en tensión de las cadenas musculares permite en un primer momento destensar la musculatura y devolverle toda su amplitud. Pensemos en las posturas que adoptamos en el trabajo durante largas horas cada día. La mayoría de nosotros realizamos movimientos repetitivos en los que rara vez movemos una extremidad en toda su amplitud articular. Esto hace que con el tiempo los músculos sometidos a esa tensión diária se acorten y deformen. Necesitamos estirarlos a diario para poder mantenerlos en toda su amplitud.
     
  • Al estirar un músculo activamos la circulación sanguínea. Esto nos permite, además de oxigenarlo correctamente, nutrirlo ampliamente y darle las reservas necesarias para que no sufra de carencias a la hora de activarlo con el ejercicio.
     
  • El tiempo necesario es otra de esas incógnitas. Cada persona es un mundo y, en función de la intensidad del deporte a realizar, necesitaremos más o menos tiempo. Una vez tengamos claros los ejercicios a realizar, es conveniente tener siempre presente que el cuerpo no siempre está en las mismas condiciones. La clave, a veces, está en el tiempo: hay días que necesitaremos más tiempo que otros en función de la tensión acumulada que tengamos. El estiramiento será suficiente cuando notemos un cambio en la sensación de estiramiento de nuestro músculo.

Con los estiramienos habremos conseguido preparar nuestro cuerpo y nuestra mente para el esfuerzo físico.

Y tras el esfuerzo físico, a estirar

Tras ese tiempo de preciado esfuerzo muscular, debemos volver a estirar:

  • para reoxigenar y volver a nutrir el tejido que tras la actividad se ha agotado, y ayudarle a eliminar todos los desechos que hemos producido, como el ácido láctico.
     
  • Para devolver esa amplitud fisiológica necesaria y evitar acortamientos y futuras lesiones.

Si quieres más información sobre estiramientos, con ejercicios específicos para grupos musculares concretos, visita la sección de estiramientos en mi web


Tags: ácido láctico, deportes, ejercicio, equilibrio corporal, lesiones musculares, músculo, estiramiento